Solo para sus ojos (1981)

Incentivado por las críticas de Moonraker, en las que se hacía incapié en el alejamiento excesivo de la fórmula 007, Cubby Broccoli hizo realidad su promesa de hacer de Sólo para sus ojos una película más realista. Tuvo un admirable éxito, aunque la primera parte de la película es un cajón desastre en la que se mezcla de todo. La secuencia inicial está excelentemente bien hecha, pero su impacto se atenua a causa de un enemigo y unos chistes demasiado exagerados. Las extensas secuencias de persecuciones en coches y esquís, técnicamente perfectas, son tan lasgas que parecen que sean de relleno. La película empieza con la presentación del malvado Kristatos y su rival Columbo – dos personajes fascinantes interpretados de forma soberbia por Julian Glover y Topol. La pareja le da energía a la película y asegura que la historia sea mucho más interesante. La película también significa el debut como director del experimentado editor de películas Bond John Glen, que consigue realizar un trabajo admirable en la primera de sus cinco películas Bond.

‘Sólo para sus ojos’ presenta una de las mejores actuaciones de Roger Moore como Bond. Rebaja los chistes fáciles y en realidad parece que se tome los procedimientos seriamente. Moore tiene una compañera de reparto muy competente Carole Bouquet. A pesar de su exagerada diferencia de edad, su relación es bastante creible. La película sacrifica la habitual batalla climática por otra a pequeña escala, aunque mucho más dramática, en la que Bond y sus aliados asaltan el refugio montañoso de Kristatos. El suspense es muy genuino, y la secuencia en la que Bond se precipita desde el pico de la montaña a la vez que intenta anular a un posible asesino es arrebatadora. Otra impresionante escena de acción es aquella en la que Kristatos arrastra a Bond y Melinda por las aguas llenas de tiburones.

Los críticos y la audiencia quedaron inicialmente sorprendidos por la falta de grandes decorados y batallas masivas que se habían convertido en un clásico de la serie. Sin embargo, retrospectivamente hablando, puede decirse que los productores hicieron una sabia elección. Tras enviar a 007 al espacio, no había ningún lugar más a donde ir que regresar a la tierra. En Sólo para sus ojos Bond es una vez más un hombre que confía en su instinto e ingenio en vez de simplemente pulsar botones y utilizar gadgets.

 

Trailer de la película:

Banda Sonora de Sheena Easton

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s