Tras el éxito de Dr No, Broccoli y Saltzman deciden, influenciados por Kennedy, que había afirmado que Desde 

Rusia con amor era de sus novelas favoritas, que seria la segunda película basada en las obras de Fleming en llegar a la gran pantalla.

Connery al ver el tremendo éxito que había conseguido , firmo por tres películas mas.

Para el papel de Tatiana, la ingenua y bella agente rusa que se convierte al occidentalismo ente los brazos del héroe, los productores se decidieron por una actriz italiana prácticamente desconocida, la agraciada beldad Daniela Bianchi, finalista en el concurso de Miss Universo de 1960 y por entonces una actriz debutante con sólo tres películas rodadas en su país natal. El feeling establecido entre Connery y Bianchi en el desarrollo de los personajes de la trama fue innegable y encantador y trascendió las pantallas proporcionando gran éxito a la película.

El otro gran aliado de Bond es un poquito menos seductor, pero más memorable todavía: Kerim Bey, el jefe del Servicio Secreto en Turquía. De darle vida se encargaría el actor mexicano Pedro Armendáriz.

Cuestión más delicada todavía era elegir a los villanos. Por supuesto, dar con una Rosa Klebb perfecta era una cuestión primordial. Los productores tuvieron la suerte de contar para este cometido con los servicios de la prestigiosa actriz alemanaLotte Lenya, que en los años veinte había interpretado el papel de Jenny en la obra de Bertolt Brecht La ópera de tres peniques. Su aspecto poco agraciado un tanto andrógeno y reminiscente del período nazi le dio fuerza al personaje.

Robert Shaw, más conocido en aquellos tiempos como dramaturgo que como actor, le confiaron el personaje de Red Grant gracias a su impresionante físico, el nórdico asesino rubio y frío como la hiel, inescrupuloso y aficionado a estrangular a sus enemigos con una soga de nylon que lleva enrollada en el reloj. Shaw tuvo que entrenarse durante meses para poder ofrecer la fortaleza física que su papel requería (hizo un curso acelerado de culturismo y dio clases de lucha libre greco-turca), ensayando las peleas con Connery en un gimnasio de Estambul.

El equipo de chicas Bond se completó con Eunice Gayson, de nuevo en la piel de Sylvia TrenchAliza Gur (Miss Israel), la violenta hembra gitana que se enfrenta en una pelea memorable con un mito del cine fantástico inglés, y la jamaicanaMartine Beswick en el papel de la no menos seductora Zora. Una muchacha turca desconocida, Leila, corrió con el papel de la bailarina que intenta seducir al agente secreto con su frenética danza del vientre, en otra escena famosa. Es de destacar la primera aparición de Desmond Llewelyn en el papel del científico Q.

 

 

 

Cabecera de la película

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s